Bonito impregnado en remolacha

El bonito es un pescado azul realmente saludable, aliado perfecto de las dietas equilibradas, con el que se pueden elaborar recetas de lo más sabrosas. Además, con la presentación adecuada se puede conseguir un plato ideal para una cena romántica.

Aquí os dejamos una deliciosa propuesta para San Valentín: bonito impregnado en remolacha con salsa de vino y cerezas. Su aspecto, de un tono rojo intenso, combina a la perfección con esta fecha tan pasional. Toma nota de esta receta de Hogarmanía.

Ingredientes

  • 1 lomo de bonito fresco de (250gr aprox.)
  • Sal en escamas (500 gr.)
  • Azúcar (250 gr.)
  • Jengibre rallado (30 gr.)
  • Ralladura de limón (10 gr.)
  • Ralladura de naranja (6 gr.)
  • Remolacha (800 gr.)
  • Aceite de oliva

Elaboración

  • Limpia muy bien el lomo del bonito (elimina la sangre, la espina, los nervios…). Si no tienes demasiada práctica, pide en la pescadería que te lo dejen preparado.
  • Vierte en un cuenco la sal, el azúcar, el jengibre, las ralladuras y mézclalo hasta conseguir una apariencia uniforme.
  • Extiende parte del contenido del cuenco en una bandeja, coloca sobre ella el lomo y cúbrela con el resto de la mezcla. Guarda el recipiente en la nevera durante 90 minutos.
  • Durante el tiempo de espera, ve licuando la remolacha cruda.
  • Tras la hora y media de reposo, lava el bonito con agua muy fría del grifo y sécalo con un papel absorbente. A continuación, sumérgelo en el licuado de remolacha y déjalo en remojo 7 horas. Después, vuélvelo a secar con papel absorbente.
  • Tras secarlo, córtalo en láminas (del grosor que tú prefieras) y acompáñalo de un pellizco de sal y unos puntos de aceite de oliva.
Un pequeño apunte. . . 

Para que tu plato sea aún más especial, puedes acompañarlo de crema de Raifort y granizado de Kirsch como en la receta original del célebre chef Martin Berasategui. ¡Descubre aquí como elaborar la salsa!

Receta e imagen de presentación de: Hogarmanía