Uno de los protagonistas durante la Cuaresma en nuestras cocinas es el bacalao. Fresco o salado, el bacalao es un pescado sabroso, tradicional y con un alto valor nutricional.

La receta de hoy es para hacerla con bacalao desmigado desalado y sencilla de realizar.

Ingredientes para 2 personas:

  • 400 g de bacalao
  • 1 cebolleta
  • 1 pimiento verde
  • ½ pimiento morrón
  • 2 dientes de ajo
  • 1 vaso de salsa de tomate
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 guindilla
  • Sal

Preparación

Limpia el pimiento verde y el pimiento morrón y córtalos en dados. Haz lo mismo con la cebolleta. Pela los ajos y córtalos como más te apetezca. E una cazuela pon el aceite y fríe los ajos. Cuando estén dorados añade el resto de verdura picada.

Sazona a tu gusto y deja que se rehoguen bien a fuego suave durante 15 minutos.
Agrega el bacalao desmigado y la guindilla y fríe brevemente (durante unos 2 minutos) a fuego fuerte. Vierte la salsa de tomate y cocina durante otros 3 minutos para que se mezclen los sabores.

A esta receta puedes añadir patata picada en rodaja fina, como para tortilla. Se añadiría con el resto de las verduras, y la cocción tardaría como de 5 a 10 minutos más.