El bonito del norte es un pescado azul de agua salada que vive a media profundidad en aguas templadas y tropicales.

Es una de las especies de atún más extendida y su carne es muy apreciada ¡Incluso los pescaderos pujan por ella por piezas! De hecho es un pescado de temporada y es capturado con artes tradicionales, por lo que se garantiza su extraordinaria calidad y frescura.

Cabe señalar que solo se denomina bonito del norte si sobrepasa los 4 kg y se captura en el Cantábrico con anzuelo para que el pez no sufra y su carne sea de mayor calidad. Este periodo de pesca se le conoce con el nombre de “campaña Costera del Bonito”.

Diferencia con el atún

Tanto el Bonito del Norte, también llamado Atún Blanco, como el Atún Claro pertenecen a la familia de los túnidos y son las especies más cotizadas en el mundo gastronómico. Sin embargo, existen diferencias significativas entre ambas.

El Bonito del Norte representa la gama más alta dentro de los túnidos, diferenciándose fundamentalmente por su exquisito sabor, suave textura y tono blanco. Mientras el Atún Claro, que es el más utilizado en las conservas, tiene un color más rojizo y aunque su textura no es tan fina, conserva un sabor muy agradable para los paladares.

También se diferencia por su tamaño, siendo las piezas de Bonito del Norte más pequeñas, en torno a los 10 kilos, y por tanto más grasientas. El atún claro puede llegar a alcanzar los 200 kg de

Por otra parte, está el atún rojo que puede alcanzar habitualmente pesos superiores a los 100kg, llegando en algunas ocasiones a superar los 600 kg. Su carne tiene un color rojo y es muy apreciada, sobre todo en el mercado japonés.

Como cocinar bonito del norte

La carne del bonito del norte es tan exquisita que esta deliciosa de cualquier forma. Por ejemplo, una excelente manera es hacerlo encebollado; nunca falla y es sencilla.

El bonito con tomate encaja a la perfección o el marmitako con bonito si nos apetece un guiso. Si queremos optar por algo más sencillo a la plancha está de 10 o podemos preparar un tataki de bonito para chuparnos los dedos.