Dorada rellena al horno

La dorada es un pescado blanco (o magro) muy recomendable para una alimentación equilibrada y sana. ¿Sabías que, además de ser muy ligero, contiene muy pocas calorías? Como aporta numerosos beneficios para nuestro organismo (y es uno de los pescados de temporada), queremos compartir con vosotros una deliciosa receta. Si quieres aprender a preparar una suculenta dorada rellena… ¡toma nota!

Ingredientes

  • 1 dorada de tamaño grande
  • 100 gr de miga de pan
  • 250 ml de leche
  • 2 cebollas pequeñas trituradas
  • 1 huevo
  • 60 ml de aceite
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1 ramita de perejil
  • piel de limón rallada
  • 1 vaso de vino blanco
  • Sal y pimienta negra molida, al gusto

Elaboración

  • A la hora de comprar la dorada en la pescadería, pide que la abran por un lateral y que la limpien por dentro. Tiene que retirarse tanto la espina central como las aletas y escamas. ¡Pero indica que quieres conservar la cabeza! De esta forma, será más fácil rellenar el pescado.
  • Una vez en casa, lava bien la pieza (límpiala tanto por fuera como por dentro). A continuación, seca bien su interior y precalienta el horno (200 ºC).
  • Mientras se calienta, ponte con el resto de ingredientes. Aprovecha para remojar la miga de pan en la leche (escúrrela bien después) y deposítala en un cuenco.
  • Mezcla en el cuenco la miga de pan, el huevo, las cebollas trituradas y el perejil; y sazona la mezcla con pimienta negra y sal.
  • Sala el interior de la dorada e introduce en su abertura la mezcla anterior. Para una mejor distribución y reparto por toda la pieza, puedes ayudarte de una cuchara.
  • ¿Has terminado de rellenar? Bien, en ese caso, cierra la dorada manualmente y átala con un cordel. Asegúrate de que esté bien cerrada (enrolla el cordel en la pieza hasta asegurarte de que su mezcla no saldrá esparcida).
  • Cubre una bandeja de horno con una base de aceite y coloca sobre ella los dos ajos picados. Sitúa la dorada encima y cúbrela de aceite.
  • Una vez bañada en aceite, salpimenta la pieza e incluye perejil picado. También se recomienda rallar un poco de piel de limón.
  • Como el horno ya debería estar caliente, solo tienes que introducir la bandeja en la parte media-baja del horno. La idea es llevar a cabo un cocinado lento, así que el tiempo de cocinado tendría que ser de unos 40 minutos (la piel quedará crujiente y dorada).
  • Cuando la pieza esté lista, sácala del horno y déjala reposar unos 5 minutos antes de deshacerte del cordel.
  • Ahora solo falta cortar el pescado en rodajas. Procura que el cuchillo que emplees esté bien afilado. Y ten cuidado para que el relleno no se salga.

 

Un pequeño apunte…

Si quieres evitar que tu pescado se quede seco, vierte sobre la pieza un chorro de vino blanco cuando hayan pasado los primeros 20 minutos de cocción. ¡Quedará jugosa!

 

Receta e imagen de presentación de: Doradaalhorno.net