Conservas

Las conservas en lata

Como cualquier otra conserva, una de sus ventajas es que no necesitan preparación y, por tanto, se incorporan fácilmente a la dieta. Si a esto, además, le sumamos que las conservas no necesitan refrigeración, son muy fáciles de abrir y una fuente de proteínas cómoda y rápida, no es de extrañar que su consumo se dispare en verano.

Desde el punto de vista nutricional, son interesantes por las proteínas, minerales y vitaminas que aportan. Si bien cada conserva está directamente relacionada con la composición del pescado que contiene, todos ellos comparten niveles altos de calcio, hierro, fósforo y magnesio, y vitaminas A, D y B. Además, el pescado azul, ya sea fresco o en lata, se configura como el alimento más adecuado para realizar aportes de omega 3 a nuestro organismo.

En pescaderías Charo podrás encontrar una amplia variedad de este producto tan beneficioso.