Pulpo a la gallega

El pulpo es un molusco de temporada que aporta interesantes propiedades nutricionales (y está delicioso). Hay que destacar su altísimo contenido en minerales –y también aporta vitaminas-. Y, por si fuera poco, tiene un bajo contenido en colesterol.

Aprovechando que estamos en un mes idóneo para consumirlo y ya que nunca habíamos compartido una receta con este alimento… ¡aquí os traemos una de las más populares formas de cocinarlo! Toma nota para aprender a preparar un auténtico plato de pulpo a la gallega.

Además, hoy nos hemos basado en la receta de Karlos Arguiñano así que el resultado promete.

Ingredientes

  • 1 pulpo
  • 4 patatas
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal de Maldon
  • pimentón (dulce y picante)

Elaboración

  • Calienta una cantidad considerable de agua en una cazuela grande.
  • Espera a que el agua hierva.
  • Para evitar que al pulpo no se le desprenda la piel durante la cocción, sujétalo por la cabeza y mételo y sácalo tres veces seguidas de la olla hirviendo.
  • Una vez que hayas realizado este proceso, introduce al pulpo en la cazuela.
  • Deja el pulpo cociéndose durante unos 40 minutos.
  • Déjalo reposar durante 4 minutos en el agua de cocción. Después, escúrrelo bien.
  • A continuación, lava las patatas y córtalas en mitades.
  • Pon a cocer las patatas durante 20 minutos. En este paso, puedes escoger cocerlas en la misma cazuela que el pulpo (se teñirán del color del agua) o hacerlo en una olla distinta.
  • Cuando estén cocidas, pela las patatas y trocéalas.
  • Trocea también el pulpo (ayúdate de unas tijeras de cocina y divídelas en partes de un par de centímetros).
  • Para la presentación, sirve el pulpo en platos de madera y añádele los trozos de patata.
  • Rocía un abundante chorro de aceite de oliva sobre el plato, espolvoréalo con pimentón y sazona al gusto con la sal.
Un pequeño apunte. . .

¿Cómo conseguir que el pimentón se reparta de manera uniforme en el plato? Ayúdate de un colador y ve golpeándolo ligeramente con la mano.