Lubina a la espalda

La lubina, aparte de ser uno de los pescados blancos más magros que existen, posee un elevado contenido en proteínas, vitaminas y minerales. Este pescado de temporada es un alimento muy nutritivo. .. ¡y además tiene pocas espinas!

¿Os apetece aprender una receta deliciosa? El horno es un gran aliado para un buen plato de pescado, así que echa mano de él para preparar un apetecible plato de lubina a la espalda inspirado en la receta de rechupete.

Ingredientes

  • Lubina
  • 3 patatas grandes (600 gr.)
  • 2 dientes de ajo
  • 1 vaso de vino blanco (220 ml.)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Perejil fresco
  • Sal fina

Elaboración

  • A la hora de comprar la pieza en la pescadería, pide que la preparen para hacer a la espalda: que la abran por la mitad (cabeza incluida) y le quiten la espina central.
  • Ya en casa, precalienta el horno a 200ºC.
  • Pela las patatas y lávalas.
  • Corta las patatas al estilo panadera (rodajas gruesas).
  • Selecciona una bandeja de horno lo suficientemente grande para introducir en ella las patatas y el pescado (sin trocear).
  • Deposita las patatas en la bandeja del horno de tal forma que se cubra toda la superficie del fondo.
  • Échale sal a tu gusto y vierte aceite de oliva sobre las patatas.
  • Hornea las patatas entre 10 y 15 minutos a una temperatura de 180ºC.
  • Tras el horneado, retira la bandeja del horno y deposita en ella el pescado (con la piel hacia abajo).
  • De nuevo, echa sal al gusto y vierte aceite de oliva sobre la lubina. Añádele también el vaso de vino.
  • Hornea la lubina 180ºC durante aproximadamente 15 minutos (tiempo estimado para que el pescado quede al punto).
  • Tras el tiempo de horneado, apaga el horno y deja la bandeja reposar.
  • Aprovecha el tiempo de enfriado para preparar el refrito: pela los ajos, córtalos en rodajas finas y fríelos con aceite de oliva hasta que queden dorados.
  • Retira la bandeja del horno, vierte el sofrito y añádele perejil fresco.

Un pequeño apunte. . .

El tiempo de horneado de la lubina es orientativo (y también depende de cada horno). Si prefieres que el pescado quede más hecho, puedes aumentar los minutos. Ten en cuenta que, cuanto más cocinada esté la pieza, menos perceptible será la textura y el sabor.

Receta e imagen de presentación de: deRechupete.com