También llamado choco o jibia. Pertenece al orden de Sepiida. Es un molusco cefalópodo  y vive en el fondo de los mares poco profundos de arena o sedimentos en donde se entierra parcialmente, aprovechando igualmente las hierbas acuáticas y las algas. Su alimentación se basa en el consumo de peces, moluscos y crustáceos como cangrejos y camarones.

Su tinta es de color sepia, de ahí su nombre. Está muy bien adaptada para nadar entre dos aguas, actividad que practica intensamente, siempre en posición horizontal.