Es un pescado blanco, semigraso e incluso en invierno se convierte en pescado azul por su contenido en grasa. Es un pescado espárido y de agua salada. Este pez se consume en gran cantidad por lo que se pesca intensamente.

El besugo vive formando bancos pequeños, en fondos arenosos, cerca de los acantilados rocosos. Suelen estar en profundidades de 40 metros de profundidad cuando son jóvenes, mientras que los adultos llegan a los 300 metros. Su alimentación es principalmente de peces, crustáceos, moluscos.

Propiedades